El mundo de la fotografía macro

El mundo de la fotografía macro

by 11 agosto, 2011
Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageShare on StumbleUponEmail this to someone

Introducción

Este artículo tiene como propósitos ofrecer información básica para principiantes sobre el equipo que normalmente se utiliza para la fotografía macro, indicando algunas de sus ventajas o desventajas, y compartir experiencias en este pasatiempo fotográfico especializado. No discutiremos aspectos muy técnicos sobre el tema, lo que haría a cualquier lector perder interés rápidamente. En este sentido el artículo se presenta como un recurso de uso práctico para referencia. Sin embargo, necesariamente presuponemos que el lector tiene conocimientos básicos sobre el uso adecuado de una cámara “Digital Single Lens Reflex (DSLR)” (ISO, f/stop, velocidad de apertura y sus interrelaciones) y de flash en manual o TTL y de, cómo, en ambos casos, llevar a cabo ajustes o cambios en sus modos normales o “custom”.

¿Qué es fotografía macro?

El diccionario de la Real Academia Española lo define como “grande”, a diferencia de “micro” que significa “pequeño”. Por eso, por ejemplo, al hablar de macroeconomía uno se refiere a lo que conforma el comportamiento de los elementos agregados de la economía y en microeconomía al comportamiento de sus elementos individuales. Pero en fotografía estos términos no significan lo mismo. Canon y otros utilizan el término “macro” para identificar objetivos (lentes) que toman fotos a tamaño natural o “lifesize” y que se identifican con números o letras como: 1X (“one times lifesize”) o 1:1 (one-to-one). Por otro lado, Nikon identifica sus lentes “macro” con el término “micro”. En adelante nos limitaremos a hablar de equipo Canon que es el que conocemos y utilizamos.

Dicho lo anterior, para propósitos de este artículo, vamos a identificar la fotografía “macro” como aquella que se utiliza para fotografiar objetos o sujetos bien de cerca (“very close close-ups”) de manera que resaltamos sus detalles mínimos y donde el sujeto usualmente es bien pequeño y del reino animal, que son los más interesantes y difíciles de fotografiar.

Cámaras y Lentes Para Fotografía Macro

En el mundo de la fotografía macro lo primero que debemos tener claro es qué tipo de cámara necesitamos. Lo recomendable desde un principio, aunque no indispensable, es una cámara DSLR con la capacidad de poder usar lentes intercambiables. Ciertamente hemos visto fotos macro espectaculares, tomadas utilizando “Point-and-Shoot Cameras”. La razón para ello es que el sensor más pequeño permite lograr mayor profundidad de campo pero, a la vez, sufre por la gran cantidad de ruido (“noise”) y el limitado rango dinámico (“Dynamic Range”) resultante. Por esa razón para fotografía macro es mejor utilizar una cámara DSLR de sensor pequeño (tipo APS C) que una de sensor grande (“full sensor”), aunque ambas manejan mejor esos dos factores. Dicho eso vamos a hablar de lentes.

Canon tiene seis lentes diseñados especialmente para fotografía macro. Los más conocidos y utilizados son el Canon 100mm f/2.8 macro (de los cuales hay dos modelos), el Canon 180mm f/3.5 macro y el Canon MP-65 f/2.8 macro . Los primeros dos mencionados son lentes con capacidad de tomar fotos a un aumento fijo máximo de 1X . Con el MP-65, sin embargo, se puede lograr un mayor acercamiento de tipo variable desde 1X hasta 5X. El lente más popular por su costo es el 100mm. Sin embargo, el lente que recomendamos para fotos de día a día es el 180mm. La ventaja del 180mm estriba en que uno se puede mantener a una distancia mayor del sujeto y evitar asustarlo y que se desaparezca volando, corriendo o saltando. O, si el sujeto es peligroso, uno se mantiene mejor protegido por la distancia. El 100mm y el MP-65 requieren que uno se acerque más al sujeto.

Foto por Piotr Brichacek vía Wikimedia Commons

La importancia del trípode

Para utilizar el MP-65 a aumentos mayores de 1X es preferible emplear un trípode para evitar la posibilidad de movimiento de la cámara o el lente y su efecto obviamente detrimental en la foto. Es importantísimo, además, conocer dos datos que algunos podrían considerar deficiencias del MP-65, aunque no lo son. Primero, no enfoca en infinito ni en ninguna distancia que no sea macro, entre 1X y 5X. Los otros dos lentes enfocan desde 1X hasta infinito. El otro punto es que tanto el 100mm como el 180mm tienen auto foco, pero el MP-65 es sólo de enfoque manual. En este lente en particular, el fotógrafo escoge el aumento adecuado según su gusto, o conforme a la composición, de entre 1X a 5X (incluyendo puntos intermedios), y procede a mover la cámara hacia adelante o hacia atrás para obtener el foco adecuado. Finalmente, sólo uno de estos tres lentes tiene la función de estabilización de imagen (“Image Stabilization/IS”), el 100mm f/2.8 macro IS, cuyo costo es casi el doble del 100mm macro sin IS.

Tubos de extensión. Foto por gcardinal vía Creative Commons

Tubos de extensión

Aparte de los lentes indicados, la fotografía macro se puede lograr utilizando tubos (conocidos como “Extension Tubes” ), que se colocan entre el lente y la cámara; lentes de aumento o “lupas” que se instalan como si fuera un filtro sobre el lente y son de aumentos variados; lentes normales que se invierten y se conectan a la cámara mediante adaptadores especiales; y diafragmas (“bellows”), sin entrar en el uso de microscopios que conlleva otros equipos y conocimientos. No voy a hablar sobre todos de esos equipos pero es importante que conozcan que existen y que algunas personas los utilizan. Me voy a limitar a hablar sobre los tubos y los lentes de aumento. El uso de estos es la forma más económica de entrar al mundo de fotografía macro.

Los tubos se utilizan para reducir la distancia de enfoque entre el sujeto y el lente y aumentar el tamaño del sujeto. Se pueden utilizar, solos o combinados, con distintos lentes, pero usualmente con lentes normales rápidos. Esto es así porque al utilizar un tubo la cantidad de luz que llega al sensor disminuye sustancialmente, lo que significa que tendremos que aumentar el ISO o reducir la velocidad de apertura (Tv) o abrir la apertura (“f/stop”) para que entre más luz. Todas estas variables afectan en mayor o menor grado la calidad de las fotos macro.

Los tubos no tiene cristales y, algo bien importante, al usar un tubo se pierde la función de infinidad. Esto último quiere decir que el lente con un tubo, o más de uno, tiene su punto máximo de enfoque limitado. Los tubos más conocidos son los Kenko, que vienen en distintos tamaños, 12mm, 20mm y 36mm (y 25mm para ciertos lentes). Mientras más grande el tamaño del tubo, más se puede acercar uno al sujeto y más grande se aumenta el sujeto. Canon, por su parte, tiene un tubo de 25mm, el EF 25. Al usarse los tubos, normalmente la cámara no pierde su función de medición de luz por TTL , pero puede perder la función de auto enfoque . De hecho, recomendamos que en fotografía macro siempre se use enfoque manual, excepto en fotografía nocturna donde es muy difícil hacerlo.

Lentes de aumento

Los lentes de aumento (“close-up diopter”), a veces llamados “lupas”, como hemos dicho, se asemejan a un filtro y se ponen al frente del lente y aumentan el tamaño del sujeto según su potencia. Estos usualmente se usan con lentes macro, pero no es indispensable. Canon tiene dos modelos, el 250D de 52mm y 58mm y el 500D de 52mm, 58mm, 72mm y 77mm. El primero es recomendado para lentes entre 30mm – 135mm y el segundo para lentes entre 70mm – 300mm. He leído que el 500D magnifica a 0.7X y el 250D a 1.6X.

Muchas personas prefieren los lentes de aumento en lugar de los tubos pues con los tubos se pierde mayor luz, con las consecuencias que ello conlleva. Pero con los tubos se logra mayor aumento. Si uno tiene un MP-65 no necesita ni tubos ni lentes de aumento.

Profundidad de Campo

Un tema de extrema importancia, en fotografía macro es la profundidad de campo. Se conoce también como “Depth of Field (DOF)”. En términos generales la profundidad de campo se afecta por tres factores que se combinan:

a. El primer factor es el tamaño o largo del lente, conocido también como su distancia focal. A mayor la distancia focal del lente menos la profundidad de campo que se puede obtener. Ello lo causa el efecto de compresión de los lentes telefoto. Por ejemplo, con un lente 100mm se puede obtener más profundidad de campo que con uno de 300mm o uno de 400mm, y así sucesivamente. Por esa razón es que con los lentes “wide angle” uno puede obtener mucha profundidad de campo.

b. El segundo factor es la apertura o “f/stop” que se utilice para la foto. Por ejemplo, una apertura de f/16 produce mucha más profundidad de campo que una apertura de f/2.8. En fotografía macro hay tres aperturas que se usan normalmente: f/11, f/13 y f/16. Las que más utilizo son f/13 y f/16.

c. El tercer factor es la distancia entre el sujeto y la cámara. A mayor distancia entre ambos, mayor profundidad de campo. Por ejemplo, si la cámara está a 6 pulgadas del sujeto y uno toma la foto y nota que carece de buena profundidad de campo uno se puede retirarla a 12 pulgadas o más para aumentar al profundidad de campo. El mismo principio aplica cuando uno toma fotos de modelos u otros sujetos y quiere que todo el medioambiente quede en foco o quiere que el medioambiente quede fuera de foco para resaltar la modelo.

En fotografía macro hay que balancear estos tres factores. El lente MP-65 por ser el de menor distancia focal (65mm vs. 100mm ó 180mm) tiene buena profundidad de campo a 1X (en contexto macro), pero al subirlo de aumento, requiere que uno se acerque más al sujeto que con los otros dos lentes. Y si uno cambia a un lente de 100mm o a uno de 180mm va perdiendo posibilidades de mayor profundidad de campo (por lo tanto hay que trabajar con las otras dos variables, la apertura y la distancia del sujeto, para lograr mayor profundidad de campo) pero uno tiene el beneficio (ausente en el MP-65) de poder alejarse del sujeto para tomar la foto. De ahí que con los lentes 100mm y 180mm casi siempre usamos aperturas bien pequeñas o nos alejamos del sujeto para buscar mayor profundidad de campo. Ahora, siempre hay que tener presente que subir a una apertura mayor de f/16 puede causar otro problema conocido como “diffraction” que tiene que ver con la difusión de la luz al pasar por una apertura demasiado pequeña. Ese es un tema técnico que no discutiremos pero que se puede investigar en el Internet.

Uso de Flash y otros Aditamentos Relacionados

Usualmente en la fotografía macro se utiliza flash, por necesidad o como “fill-in”, debido a que la profundidad de campo, como acabamos de explicar, es bien limitada y hay que tomar fotos a f/11, f/13 o f/16 en sitios poco alumbrados con luz natural. Teóricamente cualquier flash se puede utilizar, incluyendo varios a la vez. Todo dependerá de la composición que tengamos en mente, de la posición del flash relativa al sujeto y la cantidad de luz que dispare el flash. Pero hay varios modelos de flash especializados para macro. Canon tienes dos. El MR 14EX Ring Flash y el MR 24EX Twin Light. El mejor es el segundo, pero resulta más costoso. El uso del primero es bien reconocible en las fotos porque deja dos “catch lights” o “glints” en los ojos del sujeto, a menos que se remuevan en Photoshop. El segundo, como dice su nombre, tiene dos luces independientes que se pueden graduar a gusto y se pueden cambiar de posición. Yo utilizo el segundo con unos difusores Sto-Fen un poco alterados. Estos dos sistemas de luz artificial son mejores para usarse con el MP-65 y el 100mm. Para el 180mm en el campo preferimos un Flash 580X con un difusor Lumiquest Softbox. Otro dato es que utilizamos un “external battery pack” para que el flash recicle más rápido. Nunca usamos “battery grip” en la cámara porque el peso es demasiado y la cámara tiende a moverse.

Es importante conocer cómo graduar la cantidad de luz que dispara el flash por si acaso uno inadvertidamente quema el sujeto con demasiada luz o necesita aumentar la misma para exponerlo mejor. Las instrucciones del flash explican la forma de hacerlo. Esto me lleva a comentar sobre dos escuelas de fotografía macro con flash sobre un mismo tema. Una escuela expone que la fotografía macro con flash debe hacerse con la intención de que la luz artificial (flash) se use para que el sujeto aparezca como si fuese una foto con luz natural, de manera que todo el entorno del sujeto se vea iluminado y que no aparente el uso de un flash. Para lograr tal efecto usualmente se usa el flash en modo manual. Esta escuela es quizás la que sigue la mayoría de la gente. Otra escuela postula que es mejor utilizar el flash para aislar el sujeto y destacarlo. En este caso se ilumina sólo el sujeto y su entorno o “background” queda negro. Lo que usted decida hacer es asunto de su preferencia personal.

Como mencionamos antes, cualquier flash se puede usar para macro pero hay que saber dónde localizar el mismo para que su luz ilumine al sujeto de forma adecuada. Usualmente estas luces se utilizan con adaptadores para que la luz ilumine justo hacia el frente del lente donde se va a localizar el sujeto. En el Internet se pueden localizar distintos ejemplos de adaptadores. Los hay marca Really Right Stuff, Manfrotto, Kirk y otros. También hay muchos equipo hechos-en-la-casa (“home-made”). Este es un ejemplo de un flash adaptado para macro.

Equipo adicional útil

Cuando uno comienza a fotografiar a aumentos mayores a 1X, y aún a 1X, hay ciertos equipos o técnicas que nos pueden ayudar a tomar mejores fotos macro. El equipo más común es un buen trípode. El uso de trípode permite utilizar una velocidad de apertura menor y evita movimiento de la cámara. Si a eso le unimos un “remote release” obtendremos más precisión al tomar las fotos. Otra cosa importante que podemos hacer es usar la función “custom” para subir el espejo en la cámara. Así evitamos la vibración que conlleva el subir y bajar del espejo automáticamente al tomar la foto. También es aconsejable que en casos de aumentos extremos (usualmente sobre 3X), para mayor precisión (“sharpness”), se debe utilizar lo que se conoce como un “focusing rail” que uno monta en el trípode y sobre el cual se posiciona la cámara. Este aditamento permite mover la cámara hacia adelante o hacia atrás en incrementos de milímetros para lograr una enfoque perfecto. Al “focusing rail” le podemos añadir un “lens mount” que permite movimiento lateral, a la izquierda o derecha, y podemos utilizar el Canon Angle Finder C que magnifica la vista del “viewfinder” por 2.5X y la precisión será mayor. Estos equipos son costosos.

¿Dónde tomar fotos?

Una de las cosas buenas de fotografía macro es que en todos lados hay sujetos. En el patio de nuestras casas tenemos insectos, reptiles, hojas, plantas y todo tipo de sujeto ideal para tomar fotos macro. Pero si uno quiere buscar animalitos o insectos diferentes hay que ir a los bosques u otros sitios. Hay tres bosques que recomiendo: El Yunque National Forest, el Bosque Estatal de Cambalache y el Bosque Seco de Guánica. En el área metropolitana el Jardín Botánico Sur de la Universidad de Puerto Rico es muy bueno.

Una advertencia, hay insectos y reptiles que pueden causar daño si no se conocen sus características y costumbres. Hay que tener mucho cuidado. Hay animalitos venenosos, otros que producen urticaria, otros alergias, otros muerden y así por el estilo. NO toquen insectos, reptiles o plantas que no conozcan. Si eso le preocupa, hay muchos otros sujetos buenos para macro. La imaginación es el limite !!

A veces se colectan insectos para fotografiarlos en un ambiente controlado. Con esto hay que tener mucho cuidado. En los bosques usualmente no se pueden colectar a menos que uno tenga un permiso. En otros sitios hay que tener cuidado de no colectar insectos o animalitos en peligro de extinción. Por ejemplo, en Guajataca hay una mariposa así clasificada y no se puede tocar o colectar como tampoco sus orugas o crisálidas, aunque uno las puede fotografiar. En nuestros patios es mas fácil colectar y posar insectitos si uno lo quiere hacer y si no se te escapan, y uno siempre los debe liberar luego de tomarles las fotos. Algunas personas recurren a congelar insectos para luego fotografiarlos, esa practica no la apoyo ni la recomiendo. Para fotografía de insectos caseros, plantas y otras cosas, utilizo un “Light Box” hecho-en-casa, súper económico. Pueden encontrar más información en este enlace.

Recomendaciones Generales Para Fotos Macro en el Campo

1. Tenga cuidado con animales peligrosos.

2. Lleve suficiente agua en sus excursiones.

3. Lleve protección contra el sol y contra los mosquitos.

4. En el mangle tenga cuidado con zonas donde se puede quedar enterrado en el terreno.

5. Considere usar sombrero, camisa de manga larga y mahones para sus excursiones, al igual que botas a prueba de agua. Muchas veces nos metemos entre tipos de yerbas que cortan la piel o en el piso hay rocas filosas o espinas que pueden atravesar tenis o zapatos con suela de goma.

Recomendaciones Para Mejorar su Fotografía Macro

1. Se deben tomar fotos con el lado de sujeto más largo perpendicular a la cámara de manera que la mayor parte del sujeto quede dentro del la profundidad de campo obtenida.

2. Usar el ISO normalmente en 100 pero no tenga miedo a subirlo a 400 o más. Al usar 100 tratamos de que el ruido (“noise”) en la foto sea lo menor posible.

3. No uso mucho un trípode en el campo por el tiempo que toma montarlo frente al sujeto y lo mucho que pesa para cargarlo por el campo. Cuando lo utilizaba, los sujetos se escondían o volaban antes de poder tomar las fotos. Pero no hay la menor duda de que si uno tiene un sujeto que no se mueve mucho y no se asusta al montar o manejar el trípode, la foto será mucho mejor. Mi técnica es utilizar algún objeto (árbol, tronco, rama, roca) cercano al sujeto, o mi antebrazo, para sostener la cámara y darle estabilidad.

4. Para fotografiar insectos que vuelan lo mejor es buscarlos bien temprano en la mañana, cuando el frío y la humedad del rocío los mantiene sin mucha actividad. En la medida en que sale el sol y se calienta el día los insectos se ponen activos.

5. Muchos insectos salen de sus guaridas a comer de noche. Esto presenta una buena oportunidad para fotografiar macro, pero se debe estar acompañado y hay que llevar luces. La cámara no enfoca en la oscuridad. Se debe iluminar el sujeto con un “flashlight”. Algunas personas utilizan luces ultravioletas para localizar escorpiones de noche.

6. Existe “software” que algunas personas utilizan para mejorar fotos macro. Me refiero a programas que corrigen el problema de poca profundidad de campo. Estos se conocen como programas que hacen “stacking” de múltiples fotos tomadas a distintas distancias en milímetros para enfocar distintas partes del sujeto y luego combinarlas todas en una foto. Ejemplo son el programa de Helicon Focus o de Zerene Stacker: http://www.heliconsoft.com/heliconfocus.html, http://zerenesystems.com/stacker/ Esto también se puede hacer con “blending” en Photoshop. Nunca he utilizado estas técnicas. Todas requieren dedicarle mucho tiempo para procesarlas.

7. También se utiliza la técnica de tomar fotos tipos panoramas de insectos o sujetos largos como, por ejemplo, para incluir sus antenas largas, y se combinan en Photoshop. Tampoco he utilizado esta técnica.

Conclusión

Cuando uno entra al mundo de macro, se da cuenta y comienza a apreciar cosas que nunca ha visto. Desde insectos horribles, utilizados como inspiración para múltiples películas de terror que hemos visto, hasta texturas increíbles como son las alas de una mariposa o los pétalos de una flor. Y en ese mundo uno descubre organismos diminutos que son parte de nuestra cadena de vida. Es un mundo nuevo…esa es su atracción principal. Espero que muchos lectores se motiven a visitar ese mundo.